Rincones

Ruta de los faros de Mallorca

Rating

0 media basada en 0 ratings

  • Excelente
    0
  • Muy bien
    0
  • Medio
    0
  • Pobre
    0
  • Terrible
    0

Dado que Mallorca tiene más de 300 días del sol al año vamos a ofrecerte una ruta preciosa, en la que podrás conocer increíbles lugares (mejor en coche) tanto en invierno como en verano. Se trata de los faros que enmarcan la isla, algunos erigidos ya durante décadas, y que desde las alturas trabajan para ayudar a mantener la seguridad en el mar.

Son los eternos guardianes de nuestra costa en las noches oscuras. El faro es un elemento marítimo inconfundible que durante tanto tiempo ha marcado el rumbo de los barcos que, cuando se acercaban a tierra, podían correr el riesgo de encallar en rocas o acantilados si no contaban con la luz suficiente para navegar con seguridad.

¿Cómo funcionaban los faros?

Las altas torres se coronan con una bombilla giratoria que emite un haz de luz que resulta visible a muchas millas de distancia. Los marineros, desde sus naves, otean el horizonte en medio de la noche, con una vista entrenada para detectar los faros de la costa y corregir su rumbo. Por eso, se ubican en zonas costeras escarpadas, plagadas de acantilados y salientes peligrosos para los buques.

Sin embargo, a día de hoy, los modernos sistemas de navegación los han dejado casi obsoletos. Con ello su aire romántico se ha potenciado, y también nos seducen por su valor histórico y cultural.

La costa de Mallorca está salpicada de faros, algo necesario debido a su estratégica situación en el Mediterráneo. Este lugar ha estado, durante siglos, en el paso de muchas rutas marítimas, y por la propia geografía de la isla. Algunos de ellos son joyas en sí mismas y merecen una visita. Te encantarán; no sólo por su belleza y valor histórico, sino también por el paisaje y las puestas de sol que los enmarcan.

Faro de Porto Pi

Este es el segundo faro más antiguo de España que todavía en funcionamiento. Fue construido en el siglo XV y desde 1617 conserva su mismo diseño y aspecto medievales. Por todo esto, el edificio ha sido declarado monumento histórico.

Faro de Formentor

El Faro de Formentor se encuentra en un cabo que recibe el mismo nombre y que está formado por una península de 12 kilómetros de largo y unos 3 de ancho. justo al norte de Mallorca. Este es, sin duda, uno de los enclaves más impresionantes de las Islas Baleares.

Faro de Porto Colom

Es uno de los más bonitos y fotografiados de la isla ya que sus típicas bandas horizontales de color azul y negro lo convierten en un lugar muy especial. Además, el faro es visible desde cualquier punto de Porto Colom por lo que nadie le pierde de vista.

Cap Blanc

Este es casi tan antiguo como el de Formentor y se levanta sobre los acantilados más elevados de la isla, guiando a los marineros que navegaban hacia la bahía de Palma desde el sur.

Faro de Cala Figuera

Si llegas volando a Mallorca cuando ha caído la noche, seguramente podrás ver su luz desde el avión. Esto es posible gracias a que utiliza una linterna aeromarítima, visible tanto desde el mar como desde al aire.

Faro de Capdepera

Este faro es el encargado de vigilar las aguas del Canal de Menorca desde el lado mallorquín. Por ello, en días claros, es posible divisar la isla vecina en el horizonte. Su compañero es el faro de d’Artrutx, con quien se saluda mutuamente cada noche mirando hacia la isla de al lado.

Fotos: abcmallorca.es, unmundopara3.com, www.farsdebalears.com

Visitado recientemente ...

Plaza de Cort: en el corazón de Mallorca

Valldemossa – un pueblo encantador

Aventuras por Mallorca: la ruta de Piedra

Las cuevas de Génova

Parque Natural de s’Albufera de Mallorca

Blog Hotel Palladium