Cultura

La muralla medieval de Alcúdia

Rating

0 media basada en 0 ratings

  • Excelente
    0
  • Muy bien
    0
  • Medio
    0
  • Pobre
    0
  • Terrible
    0

La primavera es la época ideal para viajar a Mallorca, y aquí visitar ciertas zonas, disfrutando del clima increíble que tenemos en la isla y de la belleza que algunos pueblos y rincones nos ofrecen. Hoy vamos a acercarnos hasta Alcúdia para visitar sus impresionantes murallas. Su construcción se remonta al año 1298, cuando el Rey Jaime II decidió que la alquería musulmana de Alcúdia se constituyera en la villa y fuera la cabecera de este término parroquial. Esta decisión respondía a necesidades puramente estratégicas y defensivas. Por lo tanto, la construcción de las murallas se inició con su reinado y acabaría durante el reinado de Pedro III de Aragón (El Ceremonioso) en 1362.

La muralla medieval tiene una forma poligonal irregular, compuesta por 26 torres, sin contar las 4 de las puertas principales: Porta del Moll (o de Xara) al norte o la Porta de Mallorca (o de Sant Sebastià) al sur. En realidad existían 3 puertas principales, unidas todas ellas por la muralla, las dos mencionadas al norte y al sur y la de la Vila Roja, al noroeste. Todo el recinto estaba levantado con cantos de piedra arenisca (también conocida como marès), en ocasiones las mismas piedras extraídas del foso, y cuya unión se realizaba con argamasa y cal.

Posteriormente decidieron abrir una cuarta puerta llamada La Portella, situada justo al lado de la Iglesia de San Jaime, a la cual se accedía por la actual Calle de Sant Jaume.

Paseando por la muralla

Se puede rodear a pie todo el perímetro interior de la muralla medieval por el Camí de Ronda o por la parte exterior, que a día de hoy es un paseo ajardinado. Sin embargo, las murallas también pueden ser recorridas a pie por la parte superior desde donde podremos contemplar una panorámica de la Bahía de Pollensa y ver la ciudad desde una perspectiva diferente.

Las murallas de Alcudia son las únicas que se conservan en su totalidad. Originalmente se erigió para proteger a sus habitantes, sin embargo a lo largo de la historia eso no fue suficiente para alejar a los piratas, quienes atacaron la ciudad una y otra vez durante el siglo XVI, causando la huida de una gran parte de las personas que allí habitaban. Actualmente es difícil imaginar que esta vibrante ciudad pudo alguna vez estar en riesgo de quedar totalmente abandonada. Por fortuna, la construcción de un puerto el año 1779 salvó a Alcúdia de un declive.

En tu estancia en Palma de Mallorca pronto verás que tendrás muchas cosas que hacer, ver y visitar. En el Hotel Palladium Palma, además, podemos hacer que tu experiencia a la hora de hacer turismo en Mallorca sea excepcional.

Créditos: alcudiamallorca.com, abc-mallorca.es, diariodemallorca.es

Visitado recientemente ...

El Mercado de Pollensa

Plaza de Cort: en el corazón de Mallorca

La Menorca británica

El museo d’es Baluard

Radio One en Mallorca

Blog Hotel Palladium