Gastronomía

Un gran destino para un amante del vino

Rating

0 media basada en 0 ratings

  • Excelente
    0
  • Muy bien
    0
  • Medio
    0
  • Pobre
    0
  • Terrible
    0

Durante mucho tiempo, Mallorca ha sido uno de los mejores lugares para viajar, a ciertos rincones de la isla en particular. Las razones saltan a la vista: buen clima, hermosas y seguras playas seguras, más una gran cantidad de opciones, ventajas e infraestructuras para disfrutar de unas vacaciones perfectas.

Y hablando de eso, déjanos presentarte un destino ubicado donde la llanura mallorquina confluye con la Sierra de Tramontana, lo que da como resultado lo mejor de ambos mundos. Situado en el centro de la isla, es difícil mencionar la pequeña ciudad de Binissalem sin escuchar también la palabra “vino” en la misma frase. Con su antiquísima historia, su arquitectura encantadora y sus restaurantes tradicionales, hay mucho más que ver y hacer que simplemente ir a admirar los viñedos. Binissalem es una localidad donde prima el trabajo tradicional, en la que encontrarás lo que buscas para disfrutar de unas buenas vacaciones.

Existe una buena selección de tiendas locales y un supermercado, además de algunos bares y restaurantes donde comer bien y departir con los lugareños de la zona. Aquí siempre hay un ambiente agradable y cargado de amabilidad. Siendo el centro de la industria vinícola de Mallorca, rodeado de bodegas y comerciantes de vino, no puedes perderte su festival.

La Festa d’es Vermar

Binissalem acoge un maravilloso festival de vino durante la tercera semana de septiembre. El mercado semanal se celebra todos los viernes en la plaza junto a la iglesia, donde se venden muchos productos locales y todo tipo de vinos, incluidas algunas botellas de reserva especial. No faltarán las oportunidades para probar el vino de la zona. En Mallorca, y en el Mediterráneo en general, no puede existir un festival sin la presencia del vino. Está presente en la religión, en las celebraciones y en las comidas, porque el vino ha esculpido su paisaje, arquitectura y cultura. Por lo tanto, si has decidido irte de vacaciones este año, a finales de mayo tiene lugar otro festival anual. En él, puedes disfrutar de la artesanía tradicional por las calles de la localidad, coincidiendo con otra celebración gastronómica. Por lo tanto, si estás buscando una escapada vacacional de lujo, o si eres un amante del vino que desea explorar una nueva región vitivinícola, te recomendamos encarecidamente la ciudad de Binissalem en Mallorca.

La sociedad y la cultura de esta isla son particularmente child-friendly. Aquí las personas adoran a los más peques como en ningún otro lugar, y siempre son bienvenidos con una sonrisa, en cualquier lugar y en cualquier momento. De igual modo que los esperamos con los brazos abiertos en nuestro hotel. Aquí los padres pueden descansar y disfrutar mientras los niños juegan y se divierten entre ellos.

Mallorca es un lugar lleno de vida y diversión, así que imagina si en esta ecuación añades un buen vino. ¡Es hora de divertirse!

Visitado recientemente ...

Marc Fosh: una de las estrellas Michelin de la isla de Mallorca

El Mercado de Pollensa

Estrella Michelin en Deià

Las delicias de Es Fum

Descubre a Maca de Castro

Blog Hotel Palladium