Cultura

Castillo de Bellver: ¡No puedes perdértelo!

Rating

0 media basada en 0 ratings

  • Excelente
    0
  • Muy bien
    0
  • Medio
    0
  • Pobre
    0
  • Terrible
    0

De vuelta en el campo de los castillos y la tradición, debemos decirte que no puedes irte de Palma sin acercarte al castillo de Bellver.

¿Lo sabías?

Como curiosidad, es el único castillo circular en España y uno de los pocos en Europa. Además de visitar su patio y sus habitaciones, descubrirás curiosidades sobre la capital balear, ya que alberga el Museo de Historia de la ciudad de Palma. Ah, y, por supuesto, están las vistas: ¡completamente impresionantes!

Un poco de historia

Su construcción comienza en el año 1.300 por orden de Jaime II, rey de Mallorca. Las obras de la estructura duraron nueve años y las de ornamentación se terminaron más tarde. Trabajaron más de 70 trabajadores fijos, un gran número de mujeres y los esclavos del rey.

El castillo fue concebido como una residencia real. Los tres reyes de Mallorca vivieron durante cortos períodos de tiempo: Jaime II, Sancho I y Jaime III. Al final de la s. XIV estuvo habitado por Juan I de Aragón y Violante de Bar, con su corte. Vivieron por un tiempo huyendo de la plaga que asolaba Barcelona.

En 1717 se convierte en una prisión militar. Entre 1802 y 1808 fue encarcelado en una de las salas del primer piso Gaspar Melchor de Jovellanos, Ministro de Hacienda y Gracia y Justicia bajo el reinado de Carlos IV. El castillo también era la prisión de numerosos soldados y oficiales franceses derrotados en la Batalla de Bailén. En 1817 el general Lacy fue ejecutado, líder de una revolución liberal fallida. En 1821, el castillo se convirtió temporalmente en una fábrica de monedas. El último período como prisión fue durante la Guerra Civil Española (1936-1938), cuando más de 800 republicanos fueron encarcelados en Bellver.

El edificio

La torre principal es la construcción más emblemática y única del Castillo de Bellver. Es un edificio de planta circular y 33 metros de altura, ubicado exactamente en la parte norte. En el interior, se distribuye en cuatro cámaras circulares de 6 metros de diámetro, que están conectadas entre sí por una escalera de caracol que termina en una terraza superior. También tiene una cisterna que originalmente recolectó el agua para sobrevivir en caso de sitio prolongado. La torre, por el mero hecho de estar mejor protegida y aislada del resto de la fortaleza, fue el último reducto de resistencia en caso de asedio.

La torre se accede desde la terraza superior del castillo a través de un puente soportado por un arco de doble punta. Originalmente, es posible que se haya accedido a través de un puente levadizo. Anteriormente, también había un puente levadizo en la base de la torre que, cruzando el foso, se dirigía directamente hacia el exterior sin el peligro de tener que pasar por el resto del edificio en caso de asedio.

Tradicionalmente, en este tipo de torres se celebraba la ceremonia de homenaje, por la cual el castellano, como máximo responsable de la fortaleza, hacía un juramento de fidelidad y obediencia a su rey o señor y de defensa del castillo.

 

Detalles útiles

Hasta el mes de septiembre, el Castillo de Bellver se puede visitar de martes a sábado, de 10:00 a 19:00 horas, los domingos se puede visitar de 10:00 a 15:00 horas. Ten en cuenta que el lunes el castillo está cerrado.

Créditos fotográficos: sobreturismo.es, turismodebaleares.es, españaescultura.es, diariodelviajero.com, rderealphotos.com y nationalgeographic.com.es

Visitado recientemente ...

El Mercado de Pollensa

Plaza de Cort: en el corazón de Mallorca

La Menorca británica

El museo d’es Baluard

Radio One en Mallorca

Blog Hotel Palladium