Pueblos

Paseando por Fornalutx

Rating

0 media basada en 0 ratings

  • Excelente
    0
  • Muy bien
    0
  • Medio
    0
  • Pobre
    0
  • Terrible
    0

Seguimos la ruta por la Serra de Tramuntana. Días atrás te presentábamos Esporles, un pueblo lleno de encanto que te traerá hermosos paisajes en este soleado invierno, y hoy es el turno de un pueblecito que ha sido nombrado uno de los más bonitos de España, algo de lo que nos hacíamos eco hace unos meses.

Fornalutx es un pueblo lleno de belleza e historia, que sus habitantes cuidan y miman con esmero para que los visitantes no dejen de disfrutarlo. En esta estación alegre y soleada que estamos viviendo, que a veces parece más verano que invierno, una de las mejores cosas que podemos hacer es dedicar unas horas a pasear por este pueblecito excepcional, que alegrará tus vacaciones en Palma de Mallorca.

La belleza de Fornalutx en Mallorca

Fornalutx es un auténtico pueblo de montaña que se encuentra sobre el valle de Sóller, en lo alto de la Serra de Tramuntana. Su imagen es idílica, con fincas y edificios de piedra, cuyos tejados rojos combinan a la perfección con el entorno cargado de belleza. Plantaciones de naranjos y limoneros hacen que realmente nos sintamos en un lugar muy especial.

Durante tu viaje a Mallorca, no puede faltar una visita a este lugar. El pueblo de Fornalutx está situado al noroeste de la isla y desde 1980 ha recibido varios premios por la calidad de su conservación.

La historia de esta aldea idílica se remonta a más de mil años de antigüedad, época en la cual fue una granja de propiedad árabe. En el siglo XIII, ya con la conquista catalana, el pueblo comenzó a adquirir una forma más cercana a la de la actualidad. Como un apunte, la iglesia de estilo gótico de Fornalutx fue construida en 1639.

Si has decidido hacer turismo en Mallorca fuera de temporada, tienes muchos destinos especiales en los que adentrarte. Desde tu hotel favorito en Palma, el Hotel Palladium, estamos para ofrecerte nuestras recomendaciones para que tu viaje sea lo mejor posible. En este pueblo, que no supera los cientos de habitantes, a pesar de que su índice de población ha aumentado en los últimos años, haciéndose muy atractivo para una creciente comunidad internacional, cualquier visitante se marchará con hermosos recuerdos.

Se esfuerzan en mantener el aspecto que lo hace tan especial. Con ese ambiente y esa arquitectura tradicionales, que se caracteriza por sus calles de adoquines y fachadas que nos trasladan a una época remota. Aquella donde el pasado siempre sabe mejor.

Créditos de las fotos: seemallorca.com, lospueblosmasbonitosdeespana.org, serradetramuntana.net, abc-mallorca.es

Visitado recientemente ...

La tranquilidad de Galilea

Acércate a Llucalcari

El encanto de Valldemossa

Un paseo por Esporles

Un paseo por Felanitx

Blog Hotel Palladium